Recibe nuestra información en tu correo

Al inscribirte a nuestro newsletter, recibirás nuestras fechas de cursos, tips, artículos y notas de interés directamente en tu correo electrónico.

Síguenos en:

Grupo Esco en Facebook    Grupo Esco en Twitter    RSS Noticias y articulos en Grupo Esco

Regístrate en el Newsletter

Gracias por registrarte

La realidad de mis conversaciones

Publicado el 10/12/14 Sin Comentarios

Por Ana Ocampo

Más allá de la función básica del lenguaje de comunicar ideas y sentimientos a través de la palabra, es nuestro medio para, hacer peticiones, ofertas, informar, crear vínculos, comunicar lo que pensamos, sentimos o planeamos.

La ontología nos dice que con el lenguaje no sólo describimos la realidad, tenemos la capacidad de crear realidades, de definir la calidad de nuestras relaciones, de asignar la intención con la que expreso lo que expreso y la identidad que construyo al comunicarme.

El principio básico de la comunicación dice: ¿QUIÉN dice QUÉ, a QUIÉN, a través de QUÉ canal y con qué EFECTO? Realizando un trabajo de semiología de nuestro lenguaje podemos ver la complejidad de la mezcla de los elementos que se conjugan:

QUIÉN
Quién habla, es decir, quién soy: que tipo de observador estoy siendo, como influye, la percepción que tengo de mi estructura física en mi lenguaje y en la forma de comunicarme.
Qué emocionalidad está presente dependiendo del tema que aborde, qué emocionalidad utilizo como recurso y cuál soy incapaz de manejar.
Qué juicios o creencias condicionan mi lenguaje y mis conversaciones.
Qué comunico con mi cuerpo y mi manera de estar.

QUÉ
Los temas de los que hablo
Los temas de los que NO hablo
A qué le doy relevancia y a qué no.
Cuáles son los temas que me conforman.

A QUIÉN
A quién le estoy hablando.
Lo que digo es de interés para quien me escucha.
Tiene la capacidad de comprenderme con la forma de comunicación que yo utilizo.
Cuál es el contexto y la situación de quien o quienes, quiero que me escuchen.

A TRAVÉS DE QUÉ CANAL
Desde un punto de vista tradicional de la función básica de la comunicación, el canal se refiere al medio por el cuál transmitimos el mensaje: radio, televisión, periódico, revista, entre otros. Si lo trasladamos a la perspectiva del coaching, el medio sería la forma en que me comunico: emocionalidad, tono, lenguaje corporal, ambiente, etc.
¿Soy consciente de modificar mi leguaje y mi forma de comunicar tomando en cuenta quién me escucha?
¿Soy consciente de mi lenguaje no verbal?
¿Mi lenguaje corporal es congruente con lo que digo?

CON QUÉ EFECTO
La intención con la que digo lo que digo, para qué lo digo.
Qué quiero lograr.
¿Estoy consciente de ello?
¿Qué respuesta obtengo?
¿Qué expectativas genero? ¿Las cumplo?
Sistémicamente, cuál es el efecto de lo que comunico?

Rafael Echeverría menciona la capacidad del lenguaje para transformarnos a nosotros mismos y al mundo en que vivimos según nuestra manera de interpretar. Los seres humanos somos seres lingüísticos; es decir, vivimos en el lenguaje. Dice también, que el lenguaje es generativo porque es acción, de ahí que tengamos la capacidad de crear realidades, ya que hace nuestro lenguaje que las cosas sucedan, o no. Con el lenguaje creamos el futuro, modelamos nuestra identidad y la del mundo en que vivimos.

Wittgenstein dice que lo que hacemos y lo que somos es lo que da sentido a nuestro lenguaje, es decir que es el contexto del lenguaje en el que nos encontramos el que determina la forma en que significamos el mundo y de mi interpretación depende mi lenguaje: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”.

Gandhi, por medio de su discurso pacifista y de la “no violencia” demostró que el pueblo Hindú no estaría dispuesto a someterse ante el imperio inglés. Asimismo, sus principios pacifistas influenciaron notablemente la revolución Hindú.

Margaret Thatcher con su discurso marcado por la visión, el coraje y la fuerza en sus convicciones, logró introducir en su gobierno profundas reformas económicas y sociales, transformando radicalmente la economía y postura política de la Gran Bretaña.

El discurso de Martin Luther King, que se convertiría en la mayor proclamación de libertad en los Estados Unidos empieza con la inolvidable frase: “Tengo un sueño”…

Si evaluáramos la calidad nuestro lenguaje y de nuestras conversaciones, en función de las realidades que pude construir este año y la calidad de mis relaciones interpersonales, ¿cómo calificaría la eficacia de mi lenguaje en el 2014?
¿Qué logro yo con mis conversaciones? ¿A qué realidades me han llevado y a cuáles no me han podido conducir? ¿Qué realidad te gustaría construir en el 2015 y cuál es la conversación de la identidad que la sostiene?

Te deseamos un año pleno de nuevas experiencias.

Escribe un comentario

Tú email es confidencial. Los campos requeridos están marcados con *

  1. *