La actualidad del coaching más allá de una moda – Grupo Esco

La actualidad del coaching más allá de una moda

 


¿El coaching es una moda?

 
Tras vivir su época dorada, el coaching parece que comienza a caer en el olvido en gran parte de las empresas, pues si bien ha tenido desarrollo, también desviaciones, en su conceptualización, interpretación y aplicación.

El termino coaching se antepone indiscriminadamente a múltiples prácticas charlatanas, algunas tan francamente absurdas como las que se apoyan en el pensamiento mágico como el coaching con ángeles o coaching con prácticas chamanes.

Han surgido diversos “expertos” que convirtieron el tema en un negocio de grandes beneficios económicos y al mismo tiempo grandes decepciones para quienes después de tiempo y dinero, obtuvieron resultados no satisfactorios; quienes se dejaron llevar por la tentación de estar a la moda, sin verificar si el remedio que buscaron era el requerido para la enfermedad.


El coaching se “vende” como un remedio milagroso para todo, olvidando que todo problema es multifactorial

Algunos modelos de coaching, atienden al mercado que busca eliminar de forma rápida “las molestias emocionales” que implican una seria autoevaluación, por lo que ofrecen respuestas concretas que reducen el pensamiento crítico y el aprendizaje, a fórmulas operativas aplicadas masivamente, a “la industrialización de la mente”

(Análisis psicosocial y neurobiológico del coaching coercitivo” (Cerezo, Calixto y Espinoza)

Otro de los grandes errores de quienes aplican el coaching en sus organizaciones, es la falta de claridad sobre el sentido y alcance del mismo.
actualidadCOaching

Para que no pase de moda:

Reconocer y promover la certeza de que el coaching no consiste en una práctica directiva sino orientativa. El proceso no resuelve el problema, ayuda a descubrir el problema y otorga herramientas para que sea el coacheé quien lo resuelva.

El coaching es una práctica que ayuda a las personas a adquirir un conocimiento amplio de sí mismas y de sus dimensiones y posibilidades, a tomar conciencia de la forma en que sus juicios, creencias y valores contribuyen al éxito o no de su gestión, a clarificar donde se encuentran y definir los futuros cursos de acción vitales y profesionales y esto, independientemente de los tiempos, es una característica de todo empresario exitoso y de un proceso que sobrevive a las modas.

¿Cómo apoya el coaching a la gestión empresarial en una época caracterizada por la transformación digital?

La revolución digital (4ª revolución industrial) es una transición de la generación de valor tradicional basada en la fuerza productiva e industria automatizada, a la generación de valor a través de lo conectividad, automatización y optimización digital de procesos, que se ve facilitada gracias a la tecnología y al cambio de necesidades y comportamientos de la sociedad.

El modelo está volviendo obsoletas las estructuras empresariales, por lo que es necesario reformular los modelos de negocio para adecuarse a un entorno en el que cambian las funciones de producción, los clientes, los mercados y los equipos humanos.

Ante esto, los ejecutivos tradicionales se encuentran desconcertados en una realidad que les ha caído de golpe y es ahí donde un proceso de coaching les ayuda a comprender los nuevos retos de su gestión, por ejemplo: Generar empleos de mayor calidad, más inteligentes, colaborativo y flexible, más satisfactorio y que permita un mayor equilibrio entre la vida personal y profesional. La colaboración como elemento prioritario: co crear, co trabajar, co diseñar.

La diversidad para favorecer la inteligencia colectiva y el pensamiento creativo: Diversidad de género, inclusión de personas con valores diferentes, es decir, crear un marco flexible que promueva el empoderamiento de los individuos.

Implementar un estilo de liderazgo que busque obtener resultados a través de la atracción y no de la coerción, o de las recompensas. Fuerte abierto e inclusivo.

¿Cómo apoya el coaching a la gestión empresarial ante una mezcla de diferentes generaciones que conviven en la empresa?

El liderazgo, que tradicionalmente ha dejado fuera las dimensiones conversacionales y emocionales, hoy ya no alcanza para gerenciar un entorno donde prevalece la ambigüedad, equipos compuestos por personas de diferentes generaciones y expectativas sobre lo que significa pertenecer a una organización, así como ceguera sobre la repercusión sistémica de sus acciones a los resultados.

Uno de los errores más comunes cuando se gestionan las diferentes generaciones, es pensar que todos son iguales y a todos se les trata como piezas de juego de dama cuando deberíamos tratarlos como piezas de ajedrez.

Las diferentes generaciones que conviven en las empresas, han tenido experiencias marcadas por las características de la sociedad en la que crecieron, lo que las hace diferentes y determinan su forma de ver la vida, de afrontar el trabajo y relacionarse en el ámbito profesional. El empleo y la autoridad no significan lo mismo para quienes nacieron en la posguerra, que para quienes nacieron en una sociedad con la libertad como uno de los pilares fundamentales. El desafío, es lograr que personas tan diferentes convivan en una misma organización, se complementen y convivan en paz.